21/12/16

Reseña: Febrero, marzo y abril - Candela Ríos



Título: Febrero, marzo y abril
Título original: Febrero, marzo y abril
Autor/a: Candela Ríos
Saga: Los chicos del calendario 2
Páginas: 384
Editorial: Titania
Publicación: Octubre 2016
Género: Erótico
Encuadernación: Rústica con solapas
★★☆



Candela Ríos pensaba que era una chica normal con una vida corriente hasta que su novio la dejó por Instagram. A raíz de ese suceso, nació “Los chicos del calendario”, una experiencia que llevará a Candela por diferentes puntos de España en busca de un chico que valga la pena. El chico de enero fue Salvador Barver y con él vio las estrellas… ¿pero como serán los siguientes?
Siempre digo que creo en el amor y en la pasión y, sin embargo, mis novios han sido un hombre de horchata tras otro. ¿Cuándo empecé a conformarme?
Esta novela es la continuación de la primera parte de Los chicos del calendario y si no me equivoco, la segunda entrega de lo que será una pentalogía. Si bien la primera parte no era excelsa pero si tenía lo suficiente para satisfacer, en esta ocasión debo decir que Febrero, marzo y abril no me ha desagradado pero he apreciado un bajón en cuanto a calidad.

La trama se mete de lleno en abordar y ahondar en «Los chicos del calendario», de esta forma la protagonista conoce tres personajes masculinos y sus interacciones con ellos son básicamente el contenido de la obra; y en un segundo plano tenemos ese hilo que se inició con el chico de enero. Reconozco que el tema del calendario es un aspecto diferencial respecto a otras sagas y Ríos le saca bastante partido. Sin embargo, el problema llega cuando el desarrollo de la historia se torna sumamente predecible y sobre todo, cuando los personajes masculinos que tienen que ayudar a sostener todo el texto en su mayoría no son interesantes, ni ellos ni sus historias, a excepción de uno que sí es atrayente. Es aquí donde radica el mayor fallo de Febrero, marzo y abril, la previsibilidad de la trama y unos personajes flojos, además; a esto hay que añadir que la protagonista –nuestra Candela– pierde frescura y la novela se resiente.

Febrero, marzo y abril se convierte en una segunda parte entretenida pero poco más, pues la frescura, intensidad y agilidad que tan bien le sentaron a la primera entrega desaparecen.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por haber leído la entrada y comentar!