3/8/12

Reseña: El tron de foc - Rick Riordan



²Título: El tron de foc
²Título original: The throne of fire
²Autor/a: Rick Riordan
²Saga: Cròniques dels Kane 2
²Páginas: 417
²Editorial: La Galera
²Publicación: Marzo 2012
²Encuadernación: Tapa dura


²Nota: ªªªª




Los dioses del Antiguo Egipto han sido liberados y ahora vagan por el mundo moderno. Carter y Sadie Kane tienen la difícil labor de solucionar dicho problema, pues ellos son los descendientes de la Casa de la Vida.
Juntos y con la ayuda de dioses y magos, intentarán acabar con el peor y más peligroso enemigo, Apofis. 

Soy Carter.
Mirad, no tenemos tiempo para grandes presentaciones. Tengo que explicar deprisa esta historia, o todos moriremos.


El tron de foc retoma lo sucedido en la primera parte de la trilogía titulada La piràmide vermella.

En esta novela se nos sigue relatando las fantásticas aventuras que vivirán y las dificultades que sufrirán los hermanos Kane para salvar el mundo. Y es que el argumento está bien hilado, es elaborado y complejo y además cuenta con presencia de acción a menudo, haciendo que este segundo libro esté al mismo buen nivel de su predecesor.
La ambientación también está trabajada y la presencia de mitología es constante.

Como ya sucedió en la novela anterior, el elenco de personajes es realmente amplio y la verdad es que todos tienen algo que aportar, aunque eso no quita que los principales sean los mejor dibujados. Ambos hermanos, tanto Sadie como Carter, evolucionan según avanza la trilogía y maduran.

Rick Riordan emplea un lenguaje claro y sencillo y con su narración fresca y ágil, provocan que la novela sea muy amena de principio a fin. Además, cabe resaltar la labor del autor para introducir de manera magistral la mitología egipcia en la obra.


El tron de foc es una lectura amena, ágil e interesante, relata una buena historia y sus personajes están a la altura. Sin duda, si os gustan las aventuras, debéis darle una oportunidad.

Agradecimientos a La Galera

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por haber leído la entrada y comentar!