16/12/12

Reseña: Promesas que perduran - Sarah McCarty



²Título: Promesas que perduran
²Título original: Promises prevail
²Autor/a: Sarah McCarty
²Saga: Promesas 3
²Páginas: 381
²Editorial: Pàmies
²Publicación: Junio 2012
²Encuadernación: Rústica con solapas


²Nota: ªªª

Saga Promesas:
                                                                       1. Promesas que unen                      3. Promesas que perduran
2. Promesas que cautivan               4. Promesas que atan

Clint McKinnely lleva mucho tiempo cortejando a una mujer distinta cada dos por tres. Pero ninguna termina de convencerle para llegar a formar una familia, ya que no se puede quitar de la cabeza a Jenna Hennesey. Para Jenna, últimamente todo son problemas y más cuando decide cuidar a un bebé abandonado, lo que le acarreará situaciones muy desagradables y la mejor manera de solucionarlo es contrayendo matrimonio, aunque eso conlleve desvelar sus terribles secretos.

Ellas era la luz en su oscuridad, la dulzura en su amargura, suavidad para su dureza. […] Era el polo apuesto a él: abierta y honesta.


Esta tercera entrega de la saga Promesas ofrece una historia que empieza realmente bien, pero según va avanzando, va perdiendo fuerza y cae el lo repetitivo, de todas formas, la historia no ha estado mal. El argumento de Promesas que perduran consiste en narrar la evolución de la relación amorosa entre Clint y Jenna, una relación difícil e intensa, con sus correspondientes escenas de alto voltaje ya que estamos hablando de novela erótica, y aunque la relación en sí no ha estado mal, la trama me ha parecido demasiado sencilla en ocasiones y en otras tantas un poco predecible.
(horrorosa cubierta extranjera)
El desenlace ha sido sin ninguna duda la mejor parte y de hecho las últimas páginas cierran de manera perfecta esta historia.

Como protagonistas tenemos a Clint y a Jenna, dos personajes que están claramente bien perfilados. Por un lado tenemos a Clint, de personalidad marcada, pero que ha resultado ser un personaje un tanto monótono. Justo en el lado contrario está Jenna, una mujer insegura y con un pasado complejo que consigue presentar una protagonista interesante desde el inicio.

Y como no, no puedo acabar sin resaltar la narración de Sarah McCarty, pues cada libro que leo suyo hace que cada vez me guste más su estilo. La autora emplea un lenguaje sencillo, directo a la par que cuidado, y si a esto le sumamos un ritmo ágil, obtenemos una lectura bastante amena.


Promesas que perduran es un relato ameno, de buenos personajes, pero su historia sencilla y algo repetitiva, le hace perder algo de calidad. De todas formas, es una saga a tener en cuenta si os gusta el género erótico.

Agradecimientos a Pàmies

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por haber leído la entrada y comentar!